Daniel Defoe (1660-1731)

Daniel Defoe

1660 Con incertidumbre, este parece ser el año que nació Daniel Defoe. Periodista y escritor inglés, se hizo famoso por la novela  „Robinson Crusoe” (1719) que cuenta la historia de un hombre naufragado solo en una isla desierta.  Defoe empezó a escribir literatura después de haber tenido otras profesiones como hombre de negocios y luego como periodista. Su padre era un comerciante modesto de Londres y un disidente inconformista llamado Foe (Defoe añado este prefijo aristocrático en su mediana edad), que hubiera preferido a su hijo sacerdote.  Su inconformidad religiosa fue el porqué para que Defoe no tuviera acceso a la educación universitaria y estudió en una escuela de los disidentes en las afueras de Londres.

1684 Se casó con la hija de un próspero vendedor de vinos y se convirtió en comerciante en varios ámbitos, incluyendo tejidos, vino, tabaco.  El comercio seguirá a fascinarlo a lo largo de su vida regalándole la oportunidad de estudiar la vida y las costumbres inglesas.  Sus ocupaciones se estaban moviendo hacia múltiples áreas de interés y no se limitaban solo a los negocios.

1685 Participó en la rebelión de Monmouth en contra de Jacobo II de Inglaterra pero logró escapar gracias a un indulto obtenido probablemente a cambio de una gran cantidad de dinero. Cuando fue atrapado consiguió escapar de la deportación y ejecución.

1690 A partir de este año, Defoe comenzó su larga y prolífica carrera como escritor y autor de varios panfletos políticos de los cuales el más famoso fue  „The True-Born Englishman” (El verdadero inglés). Este largo poema que ridiculiza los sentimientos de los ingleses en contra de los holandeses llamó la atención de los líderes del partido Whig en el gobierno del rey Guillermo de Inglaterra.

1692 La guerra con Francia causó muchas pérdidas financieras y las naves de las que eran ligados los intereses de Defoe fueron capturadas lo que condujo a su quiebra. Para poder pagar sus acreedores, Defoe comenzó una fábrica de ladrillos y tejas, que resultó a ser un negocio rentable.



1702 El poema „El Camino más corto con los Disidentes”, en el que propugnaba la tolerancia religiosa condujo a su encarcelamiento en la prisión de Newgate por haber incitado a la rebelión y fue expuesto en varias ocasiones en el pilar de la infamia.

1703 A los cuarenta y tres años, Defoe se encontró en la bancarrota por la segunda vez. Finalmente fue puesto en libertad debido a la intervención de Robert Harley, el portavoz de la Cámara de los Comunes y la Secretaria de Estado y luego el primer ministro que usaba a Defoe como agente político para obtener informaciones de Inglaterra y Escocia (una especia de espía).

1704 Durante su actividad al servicio del gobierno, Defoe formó parte de su más famosa publicación: Review – la que siguió editándose hasta 1713. Defoe escribió sin interrupción artículos para veintiséis revistas diferentes, sobre temas de actualidad, asuntos externos, controversia religiosa y el conflicto político entre los partidos Tory e Whig.

1719 A los cincuenta y nueve años sin dejar de escribir artículos de periódico y panfletos sobre temas de actualidad, Defoe se dedica a un nuevo género literario. Comenzó con „Robinson Crusoe” y luego desarrolló una serie de biografías de ficción, memorias y autobiografías, incluyendo dos secuelas de Crusoe: „El capitán Singleton” (1720), „Moll Flandres” (1722), „Diario de los años del peste” (1722), „El Coronel Jack” (1722) y „Roxana” (1724). Terminó su carrera extremadamente fructífera como escritor de dos guías, „Un viaje a través de toda la Isla de Gran Bretaña” (1726)  y „El comerciante inglés perfecto”, un guía sobre el éxito en negocios para vendedores y comerciantes jóvenes.



1731 Daniel Defoe ha muerto el 24 de abril, en Londres, Inglaterra. Su fama se dedica principalmente a la novela „Robinson Crusoe” y „Moll Flanders”. Ambos libros muestran las cualidades admirables de narración de Defoe, no por la complejidad de la trama, sino por la capacidad de cautivar al lector mediante la presentación de los detalles habituales de la vida. Las dos novelas marcan el cambio fundamental de actitud en el arte de contar, es decir en aceptar la idea de que la experiencia ordinaria merece la atención literaria y artística y que las historias sobre personajes comunes, que no son reyes, caballeros o imitaciones de los mismos, pueden entretener el lector y además vale la pena contarlas. Defoe fue el que condujo la novela hacia su estado actual, de donde puede rivalizar con el teatro y la poesía como forma importante de reflejo sobre la experiencia humana.[1]

 

Bibliografía:

1 - Daniel Defoe (1660-1731), ro.biography.name

 

  • Created on .
  • Last updated on .
  • Hits: 1627