Cayo Julio César (100-44 a.C.)

Julio César

100 a.C. El 13 de julio, en Roma, nació un niño, para el deleite de sus padres, el pretor Cayo Julio César y de su esposa, Aurelia. La familia del pequeño bautizado era conocida en Roma. Del padre viene de la gens Julia, fundada por el hijo de Eneas, Julio. Su madre era parte de una familia plebeya muy conocida, siendo la sobrina del cónsul Publio Rutilio Rufo y relativos del famoso general y político Marius. César recibió una buena educación, primero de su madre, y luego del Profesor M. Antonius Gnipho. Se dice que tenía una dicción perfecta, escribía muy bien en latín y griego y tenía talento literario. Hacía ejercicios físicos pesados, le gustaba nadar y era un jinete muy hábil. Su carrera comenzó después de la Guerra Civil, durante la dictadura de Sila, que perseguía a César. Así que fue a Asia, donde perfeccionó la educación en la guerra y la diplomacia.

68 a.C.  Después de la muerte del dictador Sila, César se acercó a Pompeyo, y fue elegido questor. Su popularidad ha crecido cada vez más, pero también la ambición. Por eso, se involucró en disputas e intrigas de Roma, mostrando reales cualidades como político.

64 a.C. Este año, fue elegido pontífice. Su grupo político, el Partido Popular, se hizo más poderoso. Convertido en gobernador de la provincia de España, César ha demostrado sus cualidades de militar y administrador, que lo hicieron un candidato excepcional para el cargo de consul. Para convertirse en una figura política poderosa en Roma, César necesitaba aliados poderosos y los más adecuados eran Craso y Pompeyo.

59 a.C. César, Craso y Pompeyo habían formado un triunvirato, y César, este año, es el primero que disfruta de eso, convirtiéndose en cónsul. Como cónsul, César supo cómo alejar la desconfianza de los senadores, pero ha atraído la simpatía de la gente por las medidas adoptadas. Incluso hizo propaganda, a través de una especie de antepasado de los periódicos de hoy. Decidió que un magistrado haciera un resumen de las noticias del día, y escribirlas en tabillas de madera pintados de blanco y colocados en diferentes lugares de la ciudad - Acta diurna populi romani. Con el apoyo de sus aliados, también tomó medidas en la agricultura, lo que aumentó su popularidad, y en la organización provincial. Después de terminar su mandato, los senadores querían enviar a César en provincias insignificantes, para sacarlo del poder. Allí, César sólo podía cuidar de los bosques y caminos, cosa que no le gustaba. Después de maniobras hábiles y con el apoyo de Pompeyo y Craso, logró obtener las provincias Gallia Cisalpina, del norte de Italia e Iliria. Se encargó de que sus seguidores en  funciones importantes sean sus amigos, especialmente los tribunes. Después de eso, se fue en paz en Gallia, decidido a aumentar su fama.

56 a.C. El 15 de abril, después de pelear con las tribus de la Galia, César estaba preocupado por los disturbios en Roma, así que llamó a sus compañeros del triunvirato, a Lucas, a la frontera de Galia Cisalpina. No se sabe exactamente lo que se discutió, pero César logró conciliar a Craso y Pompeyo, entre cuales se habían estallado malentendidos. César recibió Gallia por otros cinco años después de la expiración del plazo, es decir, hasta el año 49 a.C.. Pompeyo y Craso se iban a convertir en cónsules en el 55 y, a continuación, recibirían España y Siria. Al regresar a su puesto, César ha realizado una breve expedición en las Islas Británicas, y se vio obligado a regresar a Gallia por los trastornos allí.



54 a.C. Este año hizo otra expedición, con los mismos resultados que la primera, motive por cual César nunca atacó a Britannia. Derrotó a los tribus rebelados de Gallia y pasó el Rin, para evitar una alianza de los gales con los tribus germánicas.

53 a.C. Craso murió en las luchas de Asia, la relación con César se enfrió y el triunvirato está cayendo a pedazos. Los galos se rebelaron en contra de César, decididos a expulsar a los romanos de Galia, sus planes se hicieron añicos, César ganando las luchas con estos. La derrota de los galos aumento aún más el poder de César pero Pompeyo, también tenía planes de ampliación y se encontraba en Roma con el Senado al lado. Entre los dos ex aliados empezó la Guerra.

49 a.C. Pompeyo, fue derrotado por las legiones de César. En esta guerra, César hubiese dicho las palabras famosas: „La suerte está echada” (en lat. Alea iacta est).

44 a.C. El 15 de marzo murió César asesinado por los conspiradores, atravesado por 23 puñaladas. Algunos dicen que hubiera dicho estas palabras a Marcus Brutus, que se le hecho encima: ''También tú mi hijo, Brutus?''. En Roma, el silencio vuelve a desaparecer, hasta que el heredero de César, Octavio, se va a convertir en lo que su predecesor soñó, Emperador.[1]



 

 

Bibliografía:

    1. http://www.ro.biography.name/conducatori/89-italia/263-caius-iulius-caesar-100-44-i-hr

 

  • Created on .
  • Last updated on .
  • Hits: 749