Jane Austen (1775-1817)

Jane Austen

1775 El 16 de diciembre en Steventon, Hampshire, Inglaterra, nació Jane Austen. Fue escritora romántica realista de la época pre-victoriana. Nació en una familia de clase media, parte de la nobleza rural, cuyos costumbres constituyen la esencia de sus novelas. La más joven de los ocho hijos de George Austen, rector de Steventon (Hampshire) y de Cassandra Leigh Austen, Jane vivió en medio de una familia numerosa, con raíces en varios condados ingleses como Bath, Southampton, Londres. Pasó su vida en el mismo cuarto con su hermana, Cassandra, y no conoció ningún otro escritor importante. A pesar de que sus novelas tratan el drama central de un matrimonio, Jane Austen nunca se casó, aunque parece que ha tenido varios romances y ha rechazado al menos una propuesta de matrimonio. Al haber fracasado en el intento de tener el mismo destino que sus heroínas que tenían un esposo y una familia, Austen abrazó la arriesgante carrera de escritor.

Jane Austen es la primera y más grande escritora inglés y tal vez la primera gran novelista de Inglaterra. Esta evaluación es aún más notable por ser acerca de un escritor cuyo alcance se ha limitado deliberadamente a lo que ella sabía por cierto: dos o tres familias de un pueblo cualquiera – y que se consideraba: la mujer más inculta y desinformada que jamás osó convertirse en escritora. Con su franqueza, Jane Austen comparó sus calidades artísticas con un pequeño trozo de marfil en el que trabajo con un pincel muy fino con resultados insignificantes obtenidos después de un montón de trabajo.

1801 Se mudó con su familia en Bath, un lugar al que Jane odiaba.

1802  En diciembre un joven rico le pide matrimonio a Jane y ella acepta pero el día siguiente retira su consentimiento. Unos meses después vende „La abadía de Northanger” a un editor para 10 £ pero espera en vano la publicación de su libro.

1805 Después de la muerte de George Austen, junto con su madre y su hermana se mudó en Southampton en donde se quedó hasta el verano del año 1809.



1809 Regresó en Hampshire en Chawton Cottage con su madre y su hermana. A los 34 años sin tener aún esperanza de casarse, se ha dedicado exclusivamente a su carrera como novelista. Su novelas „Sentido y Sensibilidad” (1811) y „Orgullo y prejuicio” (1813), „Mansfield park” (1814), „Emma” (1815) y „Persuasión”. La novela „Persuasión” y „La abadía de Northanger” se publicaron póstumo en 1818.

1817 El 18 de julio, en Winchester, Hampshire, Inglaterra, Jane Austen murió a los 41 años.

Sus novelas se centran en el drama de la vida diaria y las costumbres que permanecieron en las familias ingleses en el medio rural. Todo lo que Jane Austen nu conocía completamente fue excluido de su escritura por el estándar de veracidad que ella misma se había impuesto.

Por ejemplo en sus libros no existen escenas en las cuales los hombres interaccionaran. De sus novelas con un cuadro estrecho de referencias, no falta el dramatismo y tampoco los asuntos importantes debido a su enfoque para las cuestiones profundas. Sus novelas representan una lección moral para sus heroínas a las cuales les confía la tarea difícil de estudiar el mundo que los rodea y de formar su conducta y las creencias bajo la presión de los valores sociales.  A diferencia de las novelas góticas y de terror que Jane Austen había leído, sus novelas requieren al lector que reaccionara a un tipo diferente de experiencia literaria. Un crítico contemporáneo señalaba que las novelas de Jane Austen no contienen pasajes oscuros, ni cuartos secretos, ni aullidos de viento en galerías lúgubres, ni gotas de sangre sobre puñales oxidados – cosas que tendrían sabor para las mucamas y lavanderas, cosas sentimentales. En lugar de los elementos artificiales y exagerados, Jane Austen eligió el reconocible y el comúnmente como objeto de sus más intensas exploraciones morales y psicológicas de la escritora.



El centro dramático de las novelas de Jane Austen lo ocupa las maniobras complicadas antes del matrimonio, las cuales con, considera la escritora, no solo un punto culminante del sentimentalismo sino también una negociación moral y social esclarecedora sobre la naturaleza humana y su fragilidad. En la novela „Sentido y Sensibilidad”, Jane Austen trata de resolver el problema fundamental entre el corazón y la mente. En „Orgullo y prejuicio”, Elizabeth Bennet debe revisar la visión moral y concluye que las apariencias engañan y que la lucidez es condicionada al reconocer los prejuicios del futuro. En „Emma”, el ego de la heroína recibe una lección despertadora acerca de las ilusiones propias y del control de sí misma. En todas las novelas de Jane Austen, la realidad debe ser vista de frente en el problema complicado que es la vida. Ningún otro novelista antes de Jane Austen y solo algunos después de ella han logrado dibujar en letra de manera tan cautivadora la verdad a partir de los detalles comunes de la vida diaria.

Jane Austen ha sido criticada por su visión tan limitada y por el hecho de haber aceptado el mundo tal como era. Charlotte Bonte dijo que Jane Austen no irrita a los lectores con su vehemencia, no los molesta con la profundidad de sus observaciones. Ralph Waldo Emerson decía que sus novelas fueron escritas en un tono vulgar, estériles acerca de la invención artística, aisladas en las convenciones rígidas de la sociedad inglesa. Muchos críticos, convirtiéndose en el eco de la auto desconsideración de la escritora y la consideraron una miniaturista con talento y no un artista profundo con visión integral sobre la realidad. Las opiniones pierden el punto de vista de Jane Austen y las realizaciones de la escritora que por excelencia es cómica y moralista. Austen hace que el área gris de la sociedad rural inglés fuera interesante y cautivante, de una manera que ha permitido redefinir la novela como instrumento delicado que explora el ser humano.

Sus novelas demuestran que el lugar común, la vida diaria, la experiencia cotidiana, pueden ser fuente de inspiración para una obra de arte grande y perdurable.

Jane Austen defendió su anonimato literario ferozmente y de manera obsesiva. Había pocas personas fuera de su familia que sabían que era novelista porque nunca ha firmado ninguno de los libros que fueron publicados en vida.  Su primera novela publicada „Sentido y sensibilidad” tenía una mención en la portada que decía que era escrita por una dama. Los libros que siguieron la identificaron solo como el autor de las novelas anteriores.  Aunque sus novelas se leían con gran interés, no fueron unos best sellers. A lo largo de su vida, Austen ganó solamente 700 £ por su escritura. Su reputación como novelista delantera se realizó mucho más tarde, aunque su contemporáneo, Walter Scott, el escritor más respetado de su tiempo alabó su gran sensación que hace que los personajes y las cosas más comunes se volvieran interesantes, por la autenticidad de las detalles y de los sentimientos. En la época victoriana, el crítico George Henry Lewes la nombró un Shakespeare en prosa y su fama continuó a crecer aún más. Hoy en día así como A. Walton Litz ha notado entre todos los novelistas ingleses y americanos, Jane Austen tiene quizás la más estable reputación.[1]

 

 

Bibliografía:

1 - Jane Austen (1775-1817), ro.biography.name

  • Created on .
  • Last updated on .
  • Hits: 1200