François Rabelais (1494-1553)

François Rabelais

1494 Aproximadamente, este parece ser el año en que François Rabelais nació en Touraine, cerca de Chinon, Francia, en la familia de un abogado exitoso. Fue un escritor y médico francés, reconocido como uno de los más grandes escritores de la literatura universal.

1930 Se matriculó en la Universidad de Montpellier como estudiante en medicina y se licenció en dos meses. Librero humanista, interesado por una multitude de temas, Rabelais tuvo como mentor espiritual a Erasmus, que él nunca conoció personalmente, pero esto no lo impidió que le enviara una carta de elogio: "Lo que soy y lo que valgo he recibido solo de usted.”

1932 Este año va a Lyon, la capital cultural de Francia, donde publicó varias obras en latín y griego para un impresor humanista y entró al servicio de Jean Du Bellay, el poderoso obispo de París, como médico particular.

1532-1552 Entre estos años, Rabelais hizo varios viajes con Du Bellay en Roma y escribió los cuatro volúmenes del libro "Gargantua y Pantagruel" (un quinto volumen apareció en 1562, pero su autenticidad es cuestionable). La idea detrás de la obra maestra de Rabelais se concretó en 1532, cuando un escritor anónimo publicó un rotundo éxito comercial con un libro maravilloso sobre las hazañas del legendario gigante Gargantúa. Los cuentos y chistes eran parte de la tradición popular francés y Rabelais trató de desarrollar su propia versión, las hazañas del hijo de Gargantúa, Pantagruel. Los objetivos de Rabelais en "Gargantua y Pantagruel" son diversos enemigos que tratan de obstaculizar la energía y la libertad humana. Todo lo que restringe, limita o disminuye es atacado a favor de la expansión y vitalidad. El enorme apetito de los gigantes de  Rabelais sirve a su comedia, y a la  moral, que ofrece una alternativa utópica ante mundo de la gente común, cuya mezquindad y pequeñez genera injusticia y guerra.

1545-1547 Entre estos años, Rabelais se mudó a Metz, en aquel entonces, una ciudad libre imperial, una república, para escapar de la condena de la Universidad de París, siendo acusado de herejía por sus famosos escritos.



1547 Este año, se convirtió en ayuda de un sacerdote de la iglesia Saint-Christophe-du-Jambet y Meudon, cargos que ha dimitido antes de morir.

1553 El 9 de abril, François Rabelais, murió en París, Francia. Como humanista Rabelais intentó a  llegar a una liberación del espíritu que no estaba relacionado con la anterior y ni limitada por la ortodoxia. En los productos de su imaginación rebelde logró precisamente eso. En su estudio fundamental de Rabelais, Mikhail Bakhtin escribe: "Su lugar en la historia entre los autores modernos europeos como Dante, Boccaccio, Shakespeare, Cervantes no puede ser contestado. Rabelais no sólo actúa sobre el destino de la literatura francesa sino del lenguaje literario francés , pero también influyó en el destino de la literatura (probablemente no menos que Cervantes)". Victor Hugo, examinando las características que separan a un escritor de genio de los que  sólo son grandes, acentuó la naturaleza grotesca de genio y las exageraciones acerca de la imagen y la visión. Desde este punto de vista, Rabelais cumple las condiciones del genio literario establecidas por Hugo. En medio de la grandeza y la importancia de Rabelais es su audaz  concepción  acerca de la vida como fuerza irrestricta y variada, en que la imaginación puede dar formas con posibilidades ilimitadas.[1]

 

 



Bibliografía:

1 - François Rabelais (1494-1553), ro.biography.name

 

 

  • Created on .
  • Last updated on .
  • Hits: 1160