Maximilien Robespierre (1758-1794)

Maximilien Robespierre

1758 El 6 de mayo, en Arras, Francia, nació Maximilien François Marie Isidoro Robespierre, en una familia de condiciones modestas, con orígenes franceses e irlandeses. Fue uno de los principales dirigentes de la Revolución Francesa de 1789 y el principal artífice del "terror" que finalmente lo va a destruir a él también. Ningún otro personaje de la Revolución Francesa no es tan controversial.

1769 Comienza sus estudios en París, en el Colegio Louis-le-Grand.

1781 Toma la licenciatura en Derecho por la Universidad de París.

1782 Abrió una oficina en Arras, donde trabajó como abogado y juez. Era muy duro, a veces incluso radical cuando se trataba de cosas sociales, pero se ha ganado una reputación de hombre honesto. Siempre atento y con un vestido sencillo, más tarde sería conocido como el "incorruptible".

1789 Fue elegido en la Asamblea general del estado, la Asamblea Nacional se reunió poco antes de la Revolución Francesa, en mayo. Robespierre, orador hábil e incansable, se hizo notado rápidamente como uno de los radicales.



1790 Se convirtió en el líder de los jacobinos, un club político que apoyaba la democracia y la abolición total de la monarquía; también fue muy querido por la población de París.

1791 Es nombrado fiscal.

1792 Después de la caída de la monarquía, Robespierre fue elegido primer diputado de París en la nueva Convención Nacional. Jugó un papel decisivo en el proceso del rey Louis XVI, hablando once veces y afirmando que el rey debe morir para que Francia poda vivir.

1793 En enero, el rey Luis XVI fue ejecutado públicamente. En julio de ese mismo año, Robespierre fue elegido miembro del órgano que aseguraba el poder ejecutivo de la Convención Nacional, el Comité de Seguridad Pública. El primer Comité (abril-julio) fue dominado por Georges Danton, también abogado, y el segundo (julio 1793 a julio 1794) por Robespierre. Los comités tomaron todo el poder, dominando Francia a través de una red de comités fantasmas establecidos en cada ciudad y cada pueblo. En Francia comenzó la agitación: la contrarrevolución interna – los disturbios en Vendée y en otros lugares – y las amenazas de una invasión procedente de Prusia y Austria. Los comités han respondido al ordenar la pena de muerte para todos los opositores de la revolución-tanto reales como imaginarios. Así comenzó "El reino del terror" con Robenspierre principal instigador. Reemplazo a Danton en julio de 1793 y se convirtió virtualmente en dictador de Francia. Danton y sus asociados fueron guillotinados en abril del próximo año por atreverse a cuestionar el propósito del "terror". Los disturbios en Vendee, el intento más importante que ha sufrido la revolución en la provincia, fueron brutalmente reprimidas – ahogamientos y ejecuciones en masa - el primer genocidio en la Europa moderna. La caída de Robespierre comenzó cuando él insistió en la promulgación de un decreto a través del cual culto del Ser Supremo sea proclamado religión oficial – homenaje por Robespierre a las ideas del escritor Jean-Jacques Rousseau. Esto enfureció tanto a los ateos, como a los católicos romanos.



1794 En junio, Robespierre fue elegido presidente de la Convención Nacional y el "Reinado del Terror" se ha intensificado. Todos estos asesinatos comenzaron repentinamente parecer injustificados, sobre todo porque Francia había anotado una serie de victorias que partieron el peligro inminente de una invasión extranjera. Robespierre, que se había basado en esta psicosis diaria, comenzó a parecer vulnerable. Los conspiradores impidieron a Robespierre a hablar en la Convención Nacional el 27 de julio y, mientras intentaba encontrar a sus partidarios en la ciudad fue declarado criminal. Herido en la mandíbula por una bala, fue capturado y enviado al juicio, de acuerdo con el ordenamiento jurídico que él mismo había puesto en marcha. Fue condenado a muerte y guillotinado al día siguiente, junto con dos cercanos y diecinueve partidarios. El "Reinado del Terror" fue un instrumento político cuyo objetivo era crear un climato de miedo e incertidumbre. En un mar de espías y delitos menores, supervisados por un tribunal revolucionario, que mandaba las víctimas a la guillotina, nadie se sentía seguro. Pero, la razón por el que Robespierre creó este estado de terror siempre ha fascinado a los historicos. Parecía ser impulsado por un sentido del deber, lejos de ser un simple fanático, luchó contra los de extremo izquierdo y contra los moderados de derecha. Era un hombre  frío, reservado y solitario, pero su integridad nunca fue cuestionada.[1]

 

 

Bibliografía:

1 - Maximilien Robespierre (1758-1794), ro.biography.name

  • Created on .
  • Last updated on .
  • Hits: 1514